Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

El escenario es favorable para las finanzas verdes

Perú
23/5/20

República Dominicana se encuentra en un momento pro­picio para potenciar las finanzas verdes en su economía. Par­te de esta oportunidad surge por el apoyo de los actores del mercado de valores en la promoción de bonos verdes, para lo cual se ha desarrollado una guía sobre cómo se realizan las emisiones de estos instrumentos, los roles y las responsabilida­des de las distintas instituciones en una emisión verde.

Un ejemplo es la promulgación de ley de incentivos fiscales para el sec­tor eléctrico a fin de que se invierta en proyectos que contribuyan al desarrollo sostenible en el rubro de energía renovable. De este modo, República Dominicana debe incorporar una visión en la adaptación y mitiga­ción al cambio climático y generar alianzas público-privadas para el diseño y ejecución de dichos proyectos.


A nivel regional, el sector privado encabeza los primeros pasos en la emisión de bonos verdes. Recientemente CIFI emitió un bono de 200 millones de dólares en el mercado panameño, debidamente calificado por Pacific Credit Rating, para proyectos de inversión en instalaciones de gestión de residuos, tratamiento de aguas residuales, afluentes, reciclaje y desvío de residuos en la región.

La oportunidad que brinda el mercado internacional en bonos verdes aún no es debidamente aprovechada en Amé­rica Latina. Desde el 2014 se ha cuadriplicado la cifra de fon­dos destinados a bonos verdes a aproximadamente US$1 S0 mil millones de acuerdo con Climate Bonds lnitiative (2018). No obstante, en el 2018 en América Latina solamente hubo una emisión de US$500 millones, lo cual
sólo representó el 0.33% de los fondos invertidos.

Como parte del proceso de emisión de bonos verdes se necesita contar con agentes verificadores que emitan una opinión que asegure el cumplimiento de los requisitos solicitados por The Green Bonds Principies (GBP). Los GBP son una guía de proce­dimiento voluntario que recomienda la transparencia y la divul­gación de información, y promueve la integridad en el desarro­llo del mercado de los bonos verdes. La verificación externa en bonos verdes es un proceso que requiere de la medición del impacto ambiental y social de proyectos mediante un rating y que se establezca una hoja de ruta para las acciones a futuro en los proyectos.

El proceso de emisión de un bono verde comienza cuando el emisor decide obtener financiamiento y destinarlo a un pro­yecto verde. Luego, se definen los términos del financiamiento: tipo de valor, monto, plazo y moneda y se realiza la verificación externa del cumplimiento de GBP: uso de los recursos, eva­luación y selección de proyectos, administración de fondos y presentación de informes. Posteriormente, se inscribe el valor en el mercado de valores según los requisitos aplicables al país y se subasta el valor en el mercado. Finalmente, los recursos de la emisión se destinan al proyecto verde.

En ese sentido, la verificación externa del bono verde rea­lizada por un tercero independiente monitorea que el uso de los recursos obtenidos por la emisión solo puede ser usado en proyectos verdes o en actividades sostenibles de forma específica, dando cuenta de su utilización, lo que asegura a los inversionistas que los recursos se destinarán a las actividades planificadas y no se utilizarán en otras actividades.

Bajar PDF